Comentarios
xHamster Anterior
¡Bienvenid@ a la Nueva xHamster!
Hemos re-diseñado tu sitio web porno favorito. Pero aún puedes cambiar a la versión anterior utilizando este botón si así lo prefieres.
This is a print version of story mi sobrina robocop by torybio from xHamster.com

mi sobrina robocop

Hacia años que no veia a mis primos. Yo vivia en otra ciudad lejos y mantenia contacto con ellos a traves de las redes sociales (facebook, whatssup) Mi sobrina Julia me contactaba de vez en cuando, mandandome mensajes preguntando que cuando pensaba venir a verla porque le hacia gracia verme al fin en persona ya que casi no se acordaba de mi. La foto que tenia en su perfil era reciente, media melena oscura ondulada, piel blanca, labios grandes, nariz bien definida y ojos azules. Se parecia mucho a su mama en realidad, Algo que siempre me habia causado gracia era que su nick fuera Robocop: yo le habia preguntado pero siempre me respondia lo mismo : "es una sorpresa para cuando me veas".
Cuando esa tarde-noche llegue me saludaron todos con efusion, mis primos, sus dos hijos mayores y Julia, que era la menor con dieciseis años recien cumplidos. Al darnos dos besos me di cuenta de que casi no movia el torso, y que llevaba un pañuelo grande anudado alrededor del cuello a pesar de que la temperatura era veraniega. Eso me sorprendio. Tambien el ver que del pañuelo de colorines sobresalia justo bajo su menton una placa blanca de plastico que la mantenia erguida. Ella me miro y me sonrio, y con la mano me hizo un gesto de "despues te cuento" que me dejo medio intrigado, y excitado porque ya mas o menos sabia de que se trataba.
En la cena comimos todos y hablamos de nuestras vidas de aqui y de alla. De la escuela y la universidad, del trabajo, etc. Les iba bien. Era una familia acomodada. Su mama comento en la mesa que Julia estaba en tratamiento de la espalda desde hacia un tiempo, por eso llevaba el pañuelo - dijo - . A mi me dejo fascinado el ver a Julia completamente erecta, con la silla hacia atras y reclinada sobre el plato como un bloque. Al moverse se movia como una pieza, con la cintura acompañando la cabeza a un lado, haciendo evidente que algo la restringia en sus movimentos.
Tras la cena estuvimos conversando todos un buen rato. Julia vino a sentarse a mi lado aunque no seguia la conversacion. Me miraba cuando hablaba y yo intentaba de soslayo mirarla a ella cuando podia en el momento. Se habia acercado casi hasta tocar su pierna con mi pierna, y disimuladamente habia puesto su mano sobre su muslo casi rozando el mio. Eso me dejo casi sin habla, no sabia a donde mirar ni donde ponerme. Yo intentaba que no fuera tan descarada pero ella seguia insistiendo, sin mirarme, ya que solo podia mover la cabeza para volverse hacia mi con gran dificultad, con lo cual disimulaba mucho su intencion. La verdad es que me estaba poniendo superduro y ya estaba con un nudo en la garganta, pues al final habia cedido a sus deseos y ya no tenia intencion de apartar su mano. Yo, disimuladamente, sujetaba su silla por el respaldo cuando note que algo duro habia bajo su ropa, como una barra rigida y un plastico. Ahi ya estaba casi a punto de correrme cuando todos nos levantamos para acostarnos, pues se habia hecho tardisimo.
Nos dimos las buenas noches todos. Julia fue la ultima en hacerlo, y lo acompaño de un beso en mi mejilla casi hasta tocar mi oreja con sus labios a pesar de la dureza de su movimiento corporal. Al tiempo me susurro: "te veo en un rato,tio". Yo me quede de piedra, como mi polla ya estaba de piedra maciza en ese momento. Como pude, me fui al cuarto que me habian asignado, justo al lado de la habitacion de Julia al otro extremo del gran chalet que mis primos poseian.
El cuarto era grande, con un armario ropero y un baño ensuite. Tenia una cama bastante grande de calidad, se notaba la buena situacion economica de la familia. Ya estaba para acostarme ataviado con mi pijama, todavia superexcitado por lo que me habia sucedido con Julia, cuando la puerta se abrio despacito, sin ruido. Evidentemente, era Julia. No me cogio de sorpresa, ni a ella tampoco.
Julia ahora vestia un pijama rosa claro, chaqueta y pantalon holgados. Pero lo que mas me impacto en ese moment de ella al verla es que ahora ya no llevaba el pañuelo anudado alrededor del cuello. En su lugar se veia la estructura metalica de un aparato ortopedico: una barra de aluminio anodizado salia de su escote para unirse en dos remaches a un anillo metalico rectangular que rodeaba su esplendido y delgado cuello. La barra tenia dos bisagras a los lados y unas patillas unidas por unos tornillos a los lados uniendo todo a dos soportes posteriores de plastico blanco en forma de uña grande. Todo el aro superior era de acero inoxidable y de una luz extraordiariamente brillante. Me fije tambien que por detras de su chaqueta dos barras subian hasta casi la parte superior de la nuca para unirse al anillo. Me fije que todo el conjunto se cerraba con una tuerca prisionera redonda y grande, apta para ser removida y apretada con la mano, tambien en acero inoxidable, que sobresalia del conjunto en la parte posterior del anillo, justo entre las dos patillas dorsales. Debajo de su esbelto menton, Julia llevaba una platina de plastico blanco como una cuña que protegia su piel de la rudeza del anillo metalico y que tambien estabilizaba su posicion, siempre erguida, con poco movimiento lateral para su cabeza. Llevaba el pelo recogido en una cola, supongo que para que no se enredara en su aparato al dormir.
"Te gusto asi?" me pregunto. Yo temblaba de gusto y de temor de que nos pillaran a los dos juntos en mi cuarto sin posibilidad de explicacion, pero en el fondo estaba tan y tan excitado que no pensaba en nada mas que en tenerla a ella en esos momentos conmigo. "Me encantas, Julia: Ahora se lo de Robocop. Jajaja!" Rei nerviosamente mientras miraba de que mi ereccion no fuera tan notoria frente a ella. Julia ya se habia dado cuenta, y con su media sonrisa miraba de reojo mi pantalon deformado por mi polla erecta. "Te presento a mi compañero de fatiga, mi corsé de Milwaukee" dijo mientras se pasaba su mano derecha alrededor de la estructura metalica de su cuello.
Julia se iba acercando con una sonrisa. Yo no podia dejar de mirar su aparato ortopedico, tan notorio y brillante sobre su blanca y tersa piel. Casi hasta tocarme, me cogio la mano y me la puso en su cadera. Note que ahi tenia tambien una superficie dura. Acompañaba mi mano alrededor de su cadera mientras seguia notando la dureza del corsé. "Esta es la parte de plastico alrededor de la cadera. Sabias que tenia escoliosis,no, tio?" "Bueno, la verdad es que no, Julia. Pero algo habia notado al verte en Facebook en muchas fotos con un pañu..." Ya no me dejo terminar la frase, pues se encaramo sobre sus puntillas y beso suavemente mis labios.
Me sentia como en un sueño. Yo siempre habia deseado tener algo con una chica en corsé ortopedico desde los tiempos de mi escuela secundaria, donde habia dos chicas que lo usaban pero con las que nunca me atrevi a proponerles nada. Siempre fue mi secreto mejor guardado. Mirarlas lo mas que podia y correr a masturbarme al baño de la escuela.
"Sabes que los chicos me miran pero no me dicen nada cuando me ven?" me dijo Julia entre beso y beso con media sonrisa picarona. Miraba de ladear un poco la cabeza para que ella pudiera besarme sin problemas, pero casi no podia por parte suya, asi que yo tenia que ladearme mucho a un lado para poder sentir sus labios y su lengua buscando la mia. "Julia: eres encantadora pero eres mi sob..." esta vez me puso su otra mano sobre mi pene superexcitado, mientras su boca me seguia besando y su otra mano acompañaba la mia en la exploracion de todo su aparato bajo su pijama.
Fascinado, empece a poner mis dos manos alrededor de su cuello, a sentir ese contraste entre el duro metal y la tersura de su fina piel. Con mis manos reseguia las bisagras, los tornillos, los remaches...cada detalle de su aparato se me hacia una obsesion sexual de la que no podia escapar. Julia seguia besandome y jadeando suavemente mientras recorria mi pene ahora con las dos manos, masturbandome en un ritmo cadencioso primero, acelerado despues. Notaba como mi pene estaba a punto de explotar, gordisimo, dandome esa sensacion interna de mariposas a punto de salir volando de mi estomago. Mi excitacion seguia al limite mientras me entretenia con la tuerca posterior y los soportes cervicales de nylon, sujetos al anillo metalico por remaches perfectos completamente pulidos y brillantes.
"Ven" me dijo Julia. Por un instante paro de masturbarme para sacarse en un momento la chaqueta del pijama. Dios mio! era magnifica. Sus tetas eran turgentes y bien formadas. Unas correas con dos placas plasticas curvadas unian las barras posteriores con la anterior, para sujetar la desviacion de columna y corregir la evolucion de la curva. La barra central de soporte cruzaba perfecta y simetricamente entre sus dos senos, dandome una sensacion de hermosura infinita, Me desabrochó suavemente la parte superior del pijama, pasando sus manos sobre mi pecho y deteniendose en mis dos pezones, los cuales froto suavemente hasta que quedaron erectos y duritos. Estaba que ya no podia mas. Empezo a besar mi pecho suavemente, doblando la cintura un poco hacia adelante para poder tener la cabeza a la altura requerida. Su boca era calida y deseosa de amor. Recorria mi pecho buscando cada rincon donde poder darme placer. En un momento, su pantalon de pijama desaparecio asi como el mio, que removio en una maniobra rapida y sorpresiva para mi, dejandonos a los dos desnudos completamente. Yo con mi desnudez y Julia con su aparato ortopedico rodeando todo su torso, en una obra de ingenieria fantastica desde su menton hasta su cadera y gluteos.
De un empujon me echo sobre la cama. Ella siguio y se lanzo sobre mi de tal manera que su boca quedo a la altura de mi polla. "No cambies de postura ahora, porfa" me dijo. Me di cuenta que si me movia no podria alcanzar mi polla sin tomar una posicion incomoda. Asi que me quede inmovil mientras ella se doblaba sobre su cintura como una L, rigida, tiesa, inmensamente ortopedica. Senti al fin sus labios recorriendo todo mi pene. Aunque me dolia un poco, su corse de plastico apretaba sobre mis muslos, pudiendo notar la dureza y calidez del plastico blanco moldeado a la perfeccion alrededor de sus caderas. A cada mamada Julia daba un gemidito, como si algo le estuviera m*****ando o doliendo, pero seguia, y seguia, cada vez con mas intensidad mientras yo la miraba embelesado. Esta vez mis manos inquietas se pusieron sobre las barras dorsales de su aparato. Las sujete con fuerza mientras acompañaba el movimiento cadencioso de Julia al mamarmela. "Oh Dios, Julia! que rico, que rico es!" no alcanzaba a decir nada mas, y tenia que contener mis gemidos por temor a que me oyeran en la casa.
Julia seguia y seguia, sin parar. Yo estaba ya a punto de explotar mi leche en el orgasmo mas tremendo de mi vida. Julia noto ese cambio de dureza y paro. Se alzo un poco y me miro para decirme: " Quiero que me folles, follame, follame de una vez" Alzo su cuerpo hasta alcanzar la paridad con el mio. Parecia que le costaba la posicion, que se sentia cansada. Entonces yo dije: "Espera un momento Julia, estas incomoda. Te ayudo" La volvi de espaldas a la cama, con toda su espalda asentada sobre la superficie plana. Puse sus piernas abiertas en angulo, con las plantas de los pies apoyadas en el suelo y sus muslos en la superficie lateral de la cama, colgando en el borde de la misma. Yo me puse de rodillas, agarrando con mis manos su entrepierna y suavemente entrando en su vagina, mojadisima y calida hasta no poder mas.
Suavemente primero, sin ganas de lastimarla. Mas energicamente despues. Nos mirabamos y los dos nos sonreiamos. Ella estaba completamente plana, sin mover ni un centimetro su cabeza ni su torso. Pero los dos estabamos gozando. En pleno movimiento, Julia me cogio las manos y las puso sobre su cuello metalico, ahora mas brillante que nunca, mientras me decia : "Tocame el aparato, tio, disfruta de mi ortopedia, se que te gusta, lo se, lo se"
Esas palabras me hicieron sentir como un extasis. Solo alcanzaba a decir: "Si Julia, si Julia" entrecortadamente por la respiracion intensa del momento. Era un frenesi: Julia queria moverse y no podia, su aparato se lo impedia por completo, pero sus piernas buscaban ese ritmo que el corsé ortopedico le habia quitado. En ese momento, ya a punto de estallar, pedi a Julia que me hablara de su aparato, de como se sentia, que me humillara mientras me miraba. Un brillo especial aparecio en sus ojos, mientras sonriendo y jadeando me decia, siguiendo el ritmo frenetico de mi polla en movimento dentro de ella: "Tengo escoliosis, llevo aparato, follame cabron!. Tengo escoliosis, llevo aparato, follame, pervertido. Tengo escoliosis, llevo aparatoooo..."
En ese instante los dos explotamos de pasion. Su orgasmo coincidio con el mio en un momento que nunca olvidare. Agarre con fuerza el anillo del cuello mientras eyaculaba. Mi cuerpo se arqueo al tiempo que las piernas de Julia daban brincos buscando el movimiento del que su torso carecia. Los dos jadeamos al unisono con los ultimos coletazos de semen saliendo disparados de mi polla.
Agotado, me deje caer sobre ella. Mi cabeza estaba sobre su barra frontal, sobre sus pechos. Yo, vencido, jugueteaba con los tornillos laterales y las bisagras de los extremos frontales del aro. Julia, sin decir nada, caracoleaba con mi pelo y acariciaba mi espalda.
No se cuanto rato paso hasta que decidi darle un beso en los labios. "Voy al baño, regreso" Ella se puso de nuevo su pijama con normalidad, se sacudio su melena. Se ajusto su aparato en un instante y regreso a su cuarto. Esa noche dormi como un bebe, pensando en Julia, mi sobrina Robocop.
Publicado por torybio
24 días atrás
3,333
Story URL: https://es.xhamster.com/stories/mi-sobrina-robocop-727656
Comentarios 0
Por favor o regístrate para publicar comentarios